Buscar
  • Alobebe

Sexualidad y maternidad

Entrevista a Romina Castro


Estuvimos con Romina Castro, psicóloga, sexóloga, escritora de un libro de sexualidad femenina y terapeuta dedicada a ayudar a personas con insatisfacción sexual.

Foto: archivo Romina Castro


1. ¿Cómo es que te vinculaste con la sexología?


Entre al mundo de la sexología desde muy chiquita, tenía mucha curiosidad respecto al plano sexual, obviamente sin tener un énfasis erótico. Veía mucha diferencia en el trato hacia la mujer y quería saber el por qué. Me daba curiosidad cómo eran los besos, las caricias, siempre que iba por la calle veía a las parejas juntas y quería saber qué era lo que sentían físicamente. Incluso desde muy pequeña yo misma exploraba mi cuerpo, hasta que un día escuché sobre Alessandra Rampolla y supe que mi interés y conocimientos estaban dirigidos hacia la sexología. 


Durante mis estudios de psicología todos mis trabajos los relacionaba con la sexualidad y el género, siempre me interesó el tema. Hace un año mi esposo y yo decidimos estudiar en Europa, viajamos con nuestra bebé que en ese entonces tenía 1  año y por fin pude estudiar lo que quería. 


2. ¿Qué hace un sexólogo y cómo puede ayudarnos?


Un sexólogo es una persona que estudia la sexualidad y cómo esta puede verse afectada o cómo se relaciona con nuestras relaciones interpersonales, tanto en el plano sexual, de pareja o en general. Veo como las mujeres y hombres se desenvuelven en la sociedad y cómo se comportan en el sexo. Nuestra función es ayudar a las personas, ser una guía para que pueda sentirse bien con su sexualidad en distintos ámbitos; realizamos talleres, charlas sobre educación sexual, no sólo sobre ETS sino también dándole un lugar al placer, lo que queremos es que no vean la sexualidad como algo malo o prohibido de lo cual nos tengamos que cuidar, sino más bien verla desde un plano del cual podamos disfrutar. Somo seres sexuados, no debe haber culpa de darnos la libertad de sentirnos. 


3. ¿Nos ayudarías a entender el desarrollo de la sexología, un poco de su historia?


Podríamos decir que quién inició el estudio de la sexología fue Sigmund Freud. Pero él se centró en un tema muy falocentrista, haciendo énfasis y dándole importancia a la penetración; pero es a partir de Masters y Johnson que se empieza a descubrir que las penetración no es indispensable para disfrutar de una relación sexual, es ahí donde se empieza a hablar sobre el placer y la existencia del clítoris. Hemos empezado a ver la sexología como un tema de salud, hablar desde el plano de salud sexual, que el sexo nos hace bien. 


Si están interesados en buscar información les recomiendo leer a Alessandra Rampolla, que es un básico, y buscar a la ilustradora feminista Raquel Riba Rossy y su personaje Lola Vendetta.


4. Sexualidad y feminismo ¿Qué nos puedes decir sobre esto?


Ser mujer y haber vivido dentro y fuera del  Perú me ayudó a ver el gran contraste que existe en la cuestión de género, no sé si esté relacionado a la sociedad peruana únicamente, más bien creo que se trata de la sociedad latinoamericana, en dónde existen muchas diferencias en cuanto al trato y a los derechos que tienen hombres y mujeres. Estas diferencias, sobre todo en el plano sexual, que hacen que el hombre, la penetración y el pene sean los grandes protagonistas; es lo que me hace trabajar por y para las mujeres, en concientizar que no necesitamos a los hombres para disfrutar de nuestras relaciones sexuales, y es que no hemos tenido ese espacio de escucha, ni acceso a buena información, incluso la masturbación que para los hombres siempre ha sido un tema muy abierto para las mujeres es como un tabú aún hoy en día. 


Mi interés es darle un lugar a la mujer respecto a su sexualidad, y explicar que el feminismo no se trata de ser mejores sino saber que somos diferentes y eso está bien, y no son solo las diferencias biológicas, sino y sobre todo las culturales, las que debemos explorar para liberarnos, por eso es que la sexualidad y sexologia no solo estudia el plano físico y psicológico sino también el plano social, entra mucho la sociología que ve cómo nos comportamos según nuestro género y la sociedad a la que pertenecemos.


Si hablamos de empoderamiento femenino hablamos de una mujer que tiene poder sobre su cuerpo, su forma de ser, su autoestima, y todo lo que engloba estar empoderada para mí es igual a sexualidad, porque sexualidad es tu forma de ser y tu estilo de vida, a través de ella tenemos pensamientos, deseos y a través de ella actuamos y nos relacionamos.


5. ¿Consideras que nuestro país es reprimido en términos “sexuales” por qué y cómo lo vemos?


En vez de reprimido, utilizaría el término conservador, las sexshops aún no son bien vistas porque seguimos viendo al sexo y a la sexualidad como un tema de morbo, como culpa o como algo de lo que deberíamos tener vergüenza. Cuando comencemos a ver todo ésto desde el terreno de la salud sexual recién podrá cambiar. Además nuestra sociedad es fuertemente machista, pero está de la mano de especialistas ayudar a eliminar todos estos tabúes y mejorar.


Los tabúes más comunes son el hecho de no saber si algo es normal o no, si está bien o mal en cuanto a la sexualidad, y es ahí donde empiezan las preguntas pero en realidad no hay quien pueda responder eso, si tu haces las cosas por ti misma, para ti misma, para tu pareja y no se hacen ningún daño, entonces está bien. Los tabúes giran entorno al machismo, cuando se creía que las relaciones sexuales terminan cuando el hombre eyacula y eso no debería ser así. Antes se obviaba la existencia del clítoris y del único orgasmo del que se hablaba era el del hombre. Y esa falta de información física y sexual hace que las mujeres no nos podamos conocer realmente y es necesario cambiar para que podamos tomar rienda de lo que queremos y elegir lo que nos gusta. 


6. ¿Cómo afecta la maternidad nuestra sexualidad como mujeres?


De hecho si afecta, para empezar ya no tenemos tanto tiempo para nosotras porque la crianza nos empuja a priorizar a nuestro bebé por sobre todo. No nos queda tiempo para cuidarnos a nosotras mismas, ni prestarle atención a nuestra pareja, y de hecho eso tiene un impacto en la sexualidad. La lactancia y el agotamiento hacen que los niveles de prolactina disminuyan y con ella el deseo sexual, pero es normal y no hay que sentir culpa. Es necesario normalizarlo, que no nos sorprenda, es una etapa nueva de la vida y debemos tener mucha comunicación, y paciencia durante  los primeros meses para retomar todo nuevamente después, y retomar la sexualidad en pareja, porque el deseo sexual es algo que se trabaja. 


7. ¿Cómo podemos aprovechar la maternidad para conocernos mejor a nosotras mismas desde un punto de vista sexual?


Creo que podríamos aprovechar que nuestro cuerpo cambia, es una nueva oportunidad para poder descubrirnos, explorarnos, es una nueva etapa. Y no solo nosotras mismas sino con la pareja; aprovechar que la maternidad nos vuelve más sensibles y emocionales y utilizar todo eso a nuestro favor. Permitir darse tiempo sobre todo en cuanto a la conexión con nosotras mismas ya que existe un antes y después de la mujer al ser madre. Recordar que además de ser madres somos mujeres.



8. ¿Qué consejo le darías a las mujeres para relacionarse mejor con su sexualidad?


Tómate el tiempo para aprender a disfrutar de ti misma, conocerte, explorarte y sobre todo a quitarnos esa idea de que debemos seguir callando y que no podemos ser las protagonistas de nuestra vida sexual. Sácate la culpa, la vergüenza con la que vivimos desde hace generaciones, ya que si bien es cierto que el sexo sirve para reproducirnos, tiene también otros objetivos más cotidianos como disfrutar y comunicar, es un acto saludable y hermoso y finalmente, si vamos a crear vida ¿por qué no crearla disfrutando?









131 vistas

TÉRMINOS

CONTACTO

91 6633 884

ATENCIÓN TELEFÓNICA

(durante cuarentena)

Lunes a viernes 

De 10 am. a 5 pm.

info@alobebe.pe

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon