Buscar
  • Alobebe

Cambios en el cuerpo durante el embarazo

Actualizado: 16 de abr de 2019

Desde el principio del embarazo, distintos cambios empiezan a tener un lugar en tu cuerpo:



El sistema endocrino

La placenta actúa temporalmente como una glándula endocrina: produce las hormonas responsables de la mayor parte de los cambios que tienen lugar durante el embarazo.

El peso y la columna vertebral

El aumento de peso que implica un embarazo, que en promedio debería ser de alrededor de 12 kg, corresponde en ⅓ al peso del bebé (incluida la placenta) y en ⅔ a los cambios que tienen lugar en tu cuerpo para poder llevarlo a término. Para ajustarse al nuevo peso y mantener el equilibrio, la columna se reacomoda, cambiando su curvatura, lo cual modifica tu postura, y puede generar dolor o incomodidad en la espalda baja.

El sistema cardiovascular

Durante el embarazo, todo el sistema cardiovascular se reajusta: aumenta el volumen de sangre, los vasos sanguíneos se dilatan y la presión que el útero ejerce sobre la vena cava inferior, mientras crece, ralentiza el regreso de la sangre al corazón. Así, el pulso se acelera y la presión sanguínea disminuye a partir del segundo trimestre.

El sistema gastrointestinal

Además de los inusuales antojos que muchas mujeres sienten durante el embarazo, es posible que notes cambios en tus sentidos del gusto y el olfato, que se agudizan.

El crecimiento del útero, que desplaza a órganos como el estómago y los intestinos, puede generar estreñimiento, reflujo y acidez.

El sistema urinario

Mientras se expande, el útero también ejerce presión sobre la vejiga, la uretra y los músculos del piso pélvico, lo cual aumenta la frecuencia con que sientes ganas de orinar y puede generar temporalmente leve incontinencia urinaria.

El útero

El útero es el órgano que atraviesa cambios más extremos durante el embarazo, y también el primero: hacia el final del embarazo, se habrá incrementado alrededor de 20 veces su peso y casi 1000 veces su capacidad.

Los pechos

Durante el embarazo, los pechos crecen y se vuelven más sensibles al tacto, como consecuencia de los aumentos del nivel de estrógeno y progesterona. Es posible que los pezones se vuelvan más prominentes.

La piel y el cabello

Durante el embarazo, es frecuente que aparezcan en la piel estrías y venas varicosas. También es posible que sientas picazón y la piel un poco seca, especialmente en el vientre. Es recomendable protegerse del sol, ya que la sensibilidad de la piel a los rayos UV puede incrementarse. Además, algunas zonas del cuerpo, como los pezones, el ombligo, la línea media del vientre y el rostro pueden oscurecerse temporalmente a causa de un aumento en los niveles de melanina. La textura y el ritmo de crecimiento del cabello y las uñas también puede variar durante el embarazo, aunque vuelven a la normalidad entre 4 y 6 meses después de haber dado a luz.

31 vistas

TÉRMINOS

CONTACTO

91 6633 884

ATENCIÓN TELEFÓNICA

(durante cuarentena)

Lunes a viernes 

De 10 am. a 5 pm.

info@alobebe.pe

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon