Buscar
  • Alobebe

5 pasos para tener un hogar ecológico

Esta vez te daremos cinco consejos básicos para emprender el camino a hacer de tu casa un eco-hogar. Lo primero es tener las ganas de mejorar tus hábitos en favor de la naturaleza, por lo tanto, tener claro que debemos consumir solamente lo necesario y no más que eso. Además de sentirnos mejor, hacerle bien al planeta y educar a nuestros hijos, volvernos verdes nos puede ayudar a ahorrar dinero.



Elimina las fugas de energía

Es muy normal encontrar fugas de energía en las casas. Aunque quizá no parezca que una haga por si sola una gran diferencia en tu factura de luz, la suma de las pérdidas energéticas día tras día, sí lo hacen, y es sencillo eliminarlas.

  1. Desenchufa los aparatos que no estés usando.

  2. Remplaza los focos de tu casa por LED o focos ahorradores.

  3. Apaga las luces cuando salgas de una habitación.

  4. Cuando compres electrodomésticos o aparatos electrónicos en general, procura elegir los que tengan el sello verde, Energy Star o de ahorro de energía.

Arregla las goteras

Una pequeña gotera puede desperdiciar hasta 5000 litros en un solo día. Definitivamente es crucial no permitir semejantes desperdicios de agua potable y por más que cueste un poco arreglarla, ahorrarás a largo plazo.

Si vas a hacer algún cambio de grifería en casa, es el momento de instalar un caño o inodoro ahorrador de agua, así bajará tu consumo de agua y por lo tanto tu factura mensual. Si no vas a cambiar de inodoro y tienes esos tanques antiguos enormes, puedes llenar con arena una botella de plástico y colocarla dentro del tanque de tal manera que no obstruya el funcionamiento del tanque y que ocupe un espacio de 1 o 2 litros, que ahorrarás cada vez que jales la cadena.

Si no tienes el dinero suficiente para arreglar la gotera en este momento, puedes recolectar el agua en un recipiente y utilizarla para regar plantas o lavar vasijas; para un inodoro que gotea, puede ser útil cerrar la llave que se encuentra detrás (búscala cerca del piso, junto a la pared), abriéndola solamente cuando quieras dejar pasar el agua.


Compra menos

Debes saber que cada vez que compras algo que no necesitas, estás dañando el medio ambiente. Cada producto en venta requiere muchísima energía para ser creado. Las cadenas de ideas, materiales, maquinarias, mano de obra, y luego los viajes intercontinentales que realizan las mercaderías hasta llegar a tus manos, usan una cantidad de energía increíble que, en la mayoría de los casos, no se refleja en el precio de los productos, pero que sí deja una huella de carbono y basura. ¿Sabías que el 99% de los productos que compramos acaban en el bote de basura en menos de 6 meses después de su compra?

¿Pero cómo saber cuáles son los productos que realmente se necesitan? La próxima vez que vayas de compras, prueba este ejercicio sencillo: cuando estés a punto de comprar algo, hazte dos preguntas: “¿qué pasaría si no lo comprara?”, y “¿realmente lo necesito?”. Si la respuesta a ésta última pregunta es “no”, mejor deja el producto en la tienda y sal con la consciencia limpia y más dinero en el bolsillo.


Ten plantas en tu casa

Las plantas son una súper opción Eco para decorar tu casa, las hay de todos los colores, formas, tamaños y necesidades. Aprovecha el clima templado de Lima para llenar tu casa de plantas. Además, esto tiene muchos beneficios para la salud: una sola planta en maceta puede limpiar entre el 45 y 80 por ciento de los contaminantes del aire en tan sólo 24 horas. Aprovecha para tener no solo plantas decorativas sino para cultivar algunos alimentos, hierbas aromáticas y frutales.

Física y psicológicamente, tener plantas en la casa o el lugar de trabajo nos hace sentir mejor: respiramos mejor, nos cansamos menos y nos sentimos más a gusto. Los beneficios son muchos, y ya que pasamos la mayoría de nuestro tiempo en lugares cerrados y climatizados, vale mucho la pena comprar plantas de maceta para la casa u oficina. Y una vez que crezcan bien, se pueden separar para compartir con los amigos.


Usa transporte público o comparte tu auto

  • Hacer grupos para ir con el auto lleno de niños al colegio, es una súper opción de ahorro de gasolina y, por supuesto, de tiempo. Piensa en pasar de hacer 4 viajes diarios al colegio a hacer uno sólo, o solamente una o dos veces por semana. No te arrepentirás.

  • En Lima el transporte público es un caos, pero está en proceso de cambio. Mantente atento a la aparición de nuevas formas de transporte público que pueden hacerte ahorrar mucha gasolina, tiempo y dolores de cabeza en esas horas punta en las que te quedas largo tiempo atrapado sin salida.

  • Si esa no es una opción aún en tu ruta, habla con tus conocidos y vecinos, y lo más probable es que encuentres a alguien que trabaja en la misma zona que tú y en la misma situación. Con los precios de la gasolina subiendo cada vez más, nos beneficia a todos viajar juntos, compartiendo el costo de la gasolina y disminuyendo nuestra huella de carbono.

  • Si no necesitas viajar largas distancias, puedes elegir ir en bicicleta o a pie: también te ayudará a estar más sano y hasta a bajar algunos kilos.

21 vistas