Buscar
  • Alobebe

4 posturas infalibles

Pensando en tí seleccionamos estas cuatro posturas sencillas que juntas forman una serie completa para el cuidado diario del sistema nervioso, cuerpo y mente de la mujer.



Esta serie está especialmente diseñada para calmarte cuando estás nerviosa, desestresarte y liberarte de presión. Es importante que sigas el orden indicado de las posturas. Cada postura tiene un tiempo recomendado, sin embargo, debes tomar esos tiempos como una meta y empezar, probablemente, con 1 minuto por postura, durante unos 5 días. Luego, ve incrementando el tiempo de minuto en minuto hasta llegar a las duraciones totales.

Es importante que prestes atención a las señales de tu cuerpo para no sobrecargarlo y evitar lesiones, no te sientas mal si empiezas de a pocos. El yoga es una práctica con beneficios enormes para todos los aspectos de tu vida, y no hay otra manera de alcanzar sus beneficios que con la práctica. El yoga no se lee, ni se conversa: el yoga se practica.


1. Postura del arado

Recuéstate sobre tu espalda, levanta las piernas y llévalas detrás de la cabeza. Empieza de a pocos, hasta donde puedas. Idealmente, con la práctica, tus pies llegarán al suelo con las rodillas estiradas y los talones juntos. Ahora estira los brazos por sobre tu cabeza, al ras del piso, y sujétate de los tobillos. Sostén esta posición por 5 minutos. Pasado este tiempo, rueda lentamente la espalda por el suelo, como desenrollándola, vértebra por vértebra, de modo que cuando hayas terminado, toda la columna esté apoyada y tus piernas queden a 90 grados. Puedes ayudarte sujetándote los tobillos con las manos, acompañando el descenso de las piernas hasta llegar a esa posición. Relaja las piernas sobre el suelo y deja los brazos a los lados. Descansa por 1 minuto.


2. Postura de camello

Arrodíllate con los muslos perpendiculares al suelo. Arquéate hacia atrás y sostente sobre tus talones. Deja que la cabeza cuelgue hacia atrás y presiona las caderas hacia adelante. Sostén la posición por 3 minutos con una respiración larga y profunda. Esta postura ajusta los órganos reproductivos. Inhala profundo para salir de la postura y ve directamente a la siguiente.


3. Postura de arco

Échate boca abajo, sujétate los tobillos con las manos y jálalos hacia arriba. Levanta simultáneamente cabeza y piernas tan alto como te sea posible. Sostén la postura por 3 minutos con respiraciones largas y profundas. Inhala profundo para terminar y sostén unos segundos. Exhala y relaja la postura. Descansa boca abajo por 1 minuto.


4. Parada de hombros

Recuéstate sobre la espalda y levanta las piernas y el torso a 90 grados, desde los hombros, haciendo que estos, las caderas y los pies formen una línea recta. Soporta el peso del cuerpo con los hombros y la cabeza, apoyando tus caderas sobre tus manos, con los codos apoyados en el suelo. La quijada debe presionar el pecho. Respira largo y profundo en esta postura por 3 minutos. Este ejercicio libera la presión en todos los órganos y estimula la tiroides. (Evita este ejercicio si estás en tu período menstrual porque puedes hacer que entre aire en el útero).


Anímate a intentar esta serie súper simple y rápida por al menos 40 días y disfruta del equilibrio dentro de ti. Si recien has dado a luz o estás embarazada, no debes hacerlo, debes esperar al menos 40 días después del parto para realizar cualquier tipo de esfuerzo físico.

30 vistas

TÉRMINOS

CONTACTO

91 6633 884

ATENCIÓN TELEFÓNICA

(durante cuarentena)

Lunes a viernes 

De 10 am. a 5 pm.

info@alobebe.pe

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon